COMITES DE LOS RIOS YOSOY

COMITÉ MOTIVISTA

Efraín De los Ríos

Claudia Alfaro

Jaime Enrique Cortes (actúa bajo la chapa de Pibe)

Maria José Guerrero (aquí entre nos la tía Bru)

Paola De los Ríos

Diego José De los Ríos

Carlos Alberto Medina (solo para los amigos Pocho)

Enlace en España Andrea

Enlace en Inglaterra David

COMITÉ BIENVENIDISTA U UBICACIONISTA

Alvaro De los Ríos (conocido en el bajo mundo como El Gato)

Maria Fernanda Guerrero (alias Fercha)

Vicenta Rodríguez

Cecilia Cáceres (mejor conocida como Kyka)

COMITÉ PAPARAZZITOS

Rene Cortes (indica su expediente: Chamaco)

Jorge Enrique Alfaro

Carolina Londoño

Daniel Medina

Juliana Enríquez

Maria Camila De los Ríos

Saramaria De los Ríos

COMITÉ RECOLECTACIONAL U FINANCISTA

Carlos Guerrero

Maria Soledad De los Ríos (en confianza Marisol)

COMITÉ DISC JOCKISTA U ENCARGADOS DE LA MUSICA

Carlos Alberto Medina

Daniel Medina

Maria Camila De los Ríos

Rodrigo De los Ríos Jr.

Simón De los Ríos

COMITÉ DESENTEJIVISTA U DE CONVIVENCIA

Rosalba De los Ríos

Nelly De los Ríos

Fabiola De los Ríos

COMITÉ CARNAVALEROS U FIESTEROS

Rodrigo De los Ríos R.

José Fernando De los Ríos

Andrés Cortes

Alberto Medina

Alvaro Andrés De los Ríos

Rodrigo De los Ríos Jr.

Simón De los Ríos

Juan José Enríquez

Santiago Cortes

Julián Cortes

Juan Camilo Londoño

BARMAN OFICIAL

Doris Gutiérrez (maneja diversas identidades como Monareta ó la Mona)

SECRETARIA GENERAL

Manuela Enríquez

DE LOS RIOS

1) Significado: Es claro su significado en castellano.
2) Casa solar: Han sido varios los historiadores y genealogistas que escribieron sobre el origen de este noble y antiguo linaje, pero con tan dispares opiniones, y algunas tan fantásticas y absurdas, que no acertaríamos a salir del laberinto en que nos meten, si pretendiéramos analizarlas y esclarecerlas. Escriben algunos que el linaje de los hermanos Fernando y Gonzalvo Goterón, que asistieron a Don Pelayo en la batalla de Covadonga y que por haber acabado de destrozar al ejército moro, entre dos ríos, el Ovia y el Dena, se apellidaron Ríos. Dicen otros que viene de un Capitán de las Asturias, en tiempos de los romanos, a cuyo antiquísimo sepulcro en la tierra de Texada, concurrían los del linaje de los Ríos en determinado día. Otros lo hacen derivar de la casa Real de Asturias. Otros del Conde Soberano de Castilla, Fernan González. Y el Comendador de Zorita, en su "Catálogo Histórico de la casa de Fernán Núñez", opina que su primitivo solar radicó en el Valle de Aibar (Navarra), donde había dos lugares llamados Río de Yuso y Río de Suso, pertenecientes a un mismo señor, cuyo palacio ostentaba un escudo de armas con dos Ríos, y a su dueño el Señor de Ríos o de los Ríos, denominación que sus descendientes convirtieron en apellido.
A eso añaden otros tratadistas que en el Valle de Soto Bermud, en Galicia, tuvieron en señorío los del linaje Gutiérrez la llamada tierra de los Ríos, de lo que se derivó el apellidarse Gutiérrez de los Ríos sus sucesores en línea recta, y sólo Ríos o Gutiérrez el resto de sus descendientes.
Hay también autores que discurren con mayor fundamento histórico al considerar que la familia Ríos tiene común origen con la de Estrada, y si así fuere, descendería, como ésta, del Conde Bermudo Armentáriz y de su mujer doña Palla, muy poderosos en Asturias por los años de 1030 y sucesivos.
Como final de la relación que antecede y que pudiera ser ampliada con otros orígenes y procedencias atribuidos al linaje Ríos, es interesante consignar que en el pueblo de Proaño, del Ayuntamiento de Campo de Suso, en el partido judicial de Reinosa y provincia de Santander, aún se conserva la torre medieval de Ríos, en la cual es probable que tuviera su cuna el linaje, y de la que proceden otras antiguas casas de ese apellido.
La misma dificultad que existe para determinar el origen y primitivo solar del linaje que estudiamos, se nos presenta para esclarecer sus primeras generaciones. La mayoría de los genealogistas reconocen por tronco y fundador del linaje a Fernando Gutiérrez de los Ríos, Ricohombre de Castilla, Mayordomo Mayor de don Alfonso VII, «el Emperador», y Señor de la villa de Grajalejo por merced de dicho Monarca en Agosto de 1149, pero no están de acuerdo en lo que atañe a sus inmediatos sucesores, cayendo con frecuencia en el error incluso Pellicer, Andrés Gutiérrez de los Ríos, Trelles, Ocariz y otros que trataron de fijar el arranque y primeros ascendientes del linaje.
De conformidad, sin embargo, con las noticias encontradas en antiguos instrumentos, en el Libro Verde de la Catedral de Córdoba, en escrituras de la casa de Estrada, en otras que se mencionan en los memoriales de Gavia y de Ascalonias, testamentos, fundaciones, expedientes y otras fuentes autorizadas, se puede establecer fundadamente, partiendo de mediados del siglo XII, la siguiente genealogía de los Gutiérrez de los Ríos.
Pedro Gutiérrez de los Ríos y Aguayo, “Pedro de los Ríos”.
Gobernador en Indias; siglo XVI. Síntesis copiada de la obra de José Mª González Ochoa “Quién es quién en la América del Descubrimiento”:
Ríos, Pedro de los (s. XVI) Conquistador. Noble militar castellano, veterano de varias guerras europeas al servicio de la Corona de Castilla. En 1526 fue nombrado gobernador de Panamá en sustitución de Pedrarias Dávila. Al poco de llegar recibió una carta de uno de los expedicionarios del segundo viaje de PIZARRO, relatando las muchas penalidades que sufrían y la insensibilidad de su jefe. El gobernador, sabiendo que la empresa del Perú solo se sustentaba en rumores y en la locura de tres socios, mandó al capitán Juan Tafur con dos barcos a recoger a todo aquel que deseara volver a Panamá, pues en el istmo escaseaban los hombres y él tenía ansias de nuevos territorios. El encuentro con Pizarro tuvo lugar en la isla del Gallo y allí se produjo la famosa arenga de los trece de la fama, los únicos hombres que decidieron permanecer junto a Pizarro. La obstinación del futuro conquistador de Perú enfureció a Pedro de los Ríos y desde ese momento negó su apoyo y permisos a cualquier nueva aventura perulera. Pizarro y sus socios debieron acudir directamente al emperador Carlos.
Al margen de lo anterior, Ríos negoció con Dávila, por entonces gobernador de Castilla del Oro, repartirse los territorios de Nicaragua que pertenecían a Gil González de Ávila. En 1527 comandó una expedición para ocupar parte de Nicaragua, pero ante las dificultades y las consecuencias que su acción podía tener ante el Consejo de Indias, prefirió replegarse. Meses después, el viejo y hábil Pedrarias logró legalmente anexionarse aquellas tierras.
En 1531, ante las numerosas quejas llegadas al Consejo y la incomprensión mostrada hacia Pizarro y sus socios, fue destituido de su cargo y debió hacer frente a un duro juicio de residencia en España.
Es nombrado Gobernador de Castilla del Oro por Real Cédula dada el 25-VIII-1525 en Toledo… “Pedro de los Ríos, veinticuatro de la Ciudad de Córdoba… (traduzco) os he mandado nombrar para ir a entender en la gobernación de población de la tierra firme llamada Castilla del Oro, donde al presente es nuestro lugarteniente general y gobernador Pedrarias Dávila, al cual hemos acordado mandar tomar Residencia…”
Parte Pedro hacia Indias y llega a la Gomera el 31 de mayo de 1526, deteniéndose luego tres días en la isla Dominica, donde sostuvieron los expedicionarios algunos choques con los indígenas. El 30 de julio desembarcaron en Nombre de Dios, donde tomaron posesión de sus cargos Pedro de los Ríos y el licenciado Juan de Salmerón, alcalde mayor y juez de residencia, quien realizó las diligencias referentes a la gestión del destituido Pedrarias. El 25 de agosto llegaron los dichos a Panamá, a donde acudió en diciembre Pedrarias, quien venía de Nicaragua, donde días atrás se había ocupado de la ejecución de su teniente Francisco Hernández de Córdoba. El 16 de septiembre de 1526 escribe Pedro al rey dándole cuenta de su llegada a Castilla del Oro y del estado en que encontró la gobernación, desatendida de autoridad desde que Pedrarias había marchado a Nicaragua a fin de castigar al rebelde Hernández de Córdoba. Le contestó el rey haciendo hincapié en que no ejerciera jurisdicción alguna sobre Nicaragua, por no pertenecer este territorio a la gobernación de Castilla del Oro.
3) Armas: Las más antiguas y puras: En campo de oro, dos ríos (fajas ondeadas) de azur y plata, y bordura de plata con cinco cabezas de serpiente de sinople, linguadas de gules y degolladas. Así las traían los Gutiérrez de los Ríos, de la casa de Córdoba y sus ramas. Otro: En campo de plata, cinco cabezas de sierpe de sinople, puestas en sotuer. Baños de Velasco asigna a una familia Ríos, en Asturias, estas armas; En campo de oro, un águila de azur.
Para ver el detalle click sobre la imagen